La Radioterapia o Terapia Radiante es la utilización de radiaciones de alta energía para el tratamiento de lesiones de variado origen. Los rayos que se utilizan para tratamientos son ondas electromagnéticas, al igual que las de los equipos para hacer radiografías, pero de mayor energía. Los equipos utilizados para Terapia Radiante son los Aceleradores Lineales de Fotones o Electrones y las Bombas de Cobalto. Su médico decidirá cual es el tipo de radiación más adecuado para su situación.

La radiación, utilizada en los niveles apropiados, destruye la capacidad de crecer y reproducirse de las células alteradas. El tratamiento de radioterapia en algunos casos se combina con quimioterapia (drogas), y/o cirugía. Este tratamiento con radiaciones cumple la función de reducir la lesión o bien de evitar que algunas células restantes, después de la cirugía, puedan volver a crecer.

La Radioterapia NO ES DOLOROSA. Usted NO ESTA RADIOACTIVO después o durante el tratamiento. No representa ninguna amenaza para la salud de su familia y amigos. Usted NO PIERDE SU CABELLO, salvo que la irradiación sea aplicada en la región de la cabeza. Si usted está EMBARAZADA, piensa que puede estarlo, o se embaraza durante el tratamiento radiante debe informarlo de inmediato. Es importante que permanezca QUIETO durante el corto tiempo de la aplicación.

:: Primera Entrevista: En la primera consulta el Médico Radioterapeuta evaluará sus antecedentes clínicos y elaborará la Historia Clínica. A veces será necesario repetir estudios y/o solicitar alguno adicional, asegurando de esta forma que el tratamiento sea el más adecuado para su lesión en particular. En esta entrevista se le explicará detalladamente el tratamiento que usted deberá realizar y sus posibles efectos. Es importante que pregunte, sin temor, para evacuar todas sus dudas. Una vez finalizada esta primera consulta, se le dará un turno para efectuar su Simulación/Planificación.

:: Simulación y Planificación del Tratamiento: Una vez que el médico que lo entrevistó en la 1° consulta evaluó sus estudios y tratamientos previos, planificará un programa terapéutico especialmente para Ud. Con la ayuda de una computadora de Planificación de Tratamientos Radiantes y un estudio que se hará, denominado Simulación, se determinará la mejor forma de administrarle la radiación.

:: ¿En qué consiste la Simulación?: La Simulación es un estudio preparatorio del tratamiento que Ud. recibirá. Se efectúa al inicio del mismo. Una Técnica Especialista en Radioterapia lo recibirá y ayudará a acostarse en la camilla de un equipo especial denominado Tomógrafo. El médico y el técnico Radioterapeuta definirán exactamente el área de tratamiento que se verá en un monitor de televisión. Se le tomarán algunas medidas, se le hará un pequeño tatuaje con tinta china para tener un punto de referencia y poder así repetir con exactitud todos los días de su tratamiento. La Simulación al igual que el tratamiento con radiaciones no duele, no quema, ni da calor.

:: Planificación: Con todos los datos obtenidos en el tomógrafo y su historia clínica, el Médico Radioterapeuta en conjunto con un Físico Especialista en Radioterapia, estudiarán durante unos días las diferentes alternativas para su caso, hasta encontrar el tratamiento más adecuado.

:: Aplicaciones de Acelerador: El tratamiento se realizará habitualmente en forma diaria de lunes a Viernes y la duración del mismo es de 2 a 8 semanas. El horario de su tratamiento será el convenido por Ud. y los técnicos/as encargados de operar el equipo. Serán ellos los que lo ubicarán diariamente en la camilla de tratamiento y utilizarán el o los tatuajes que le fueran efectuados en la Simulación como guía de orientación del Haz de radiación. Ud. se familiarizará rápidamente con la rutina del tratamiento. Tenga en cuenta que si bien cada sesión dura aproximadamente 5 a 10 minutos, Ud. permanecerá de 30 a 45 minutos en el Centro Médico entre su llegada y partida.

Los tratamientos no son dolorosos. Usted no percibirá ninguna sensación en el momento de recibir la radiación. Una vez acostado sobre la camilla del equipo de tratamiento el técnico lo ubicará en la posición en que Ud. deberá ser irradiado. Ud. deberá permanecer quieto mientras dure la aplicación. En los casos en que la lesión deba ser irradiada desde distintos ángulos, el equipo girará alrededor suyo. El técnico operador se retirará de la sala de tratamiento antes de comenzar la irradiación. Recuerde que los técnicos operadores estarán controlando y observando su tratamiento en forma continua desde una pantalla de televisión o a través de una ventana de control.

Usted puede continuar con sus actividades habituales. Sólo necesitará más descanso. No se esfuerce. El médico puede sugerirle que limite ciertas actividades, tales como deportes, de acuerdo con su caso. Usted deberá cuidar muy bien su organismo durante el curso del tratamiento, descansar mucho, comer bien, evitar ropa ajustada sobre el área de tratamiento, y tratar con delicadeza la piel que es expuesta a la radiación.

Debe continuar cuidando muy bien su organismo, como lo hizo durante el tratamiento. Descanse mucho, coma bien y sea suave con el área de su piel que haya sido tratada. Cualquier problema inusual debe ser comunicado al médico.

Recomendaciones para:

Pacientes con

Irradiación de Pelvis

Pacientes con

Irradiación de Abdomen Superior

Pacientes con

Irradiación de Mama

Pacientes con

Irradiación de Cabeza y Cuello