Braquiterapia Intracavitaria Ginecologica

Braquiterapia Intracavitaria Ginecologica de Baja Tasa de Dosis

La radioterapia interna (braquiterapia) permite una mayor dosis de radiación en un área más pequeña que lo que pudiera ser posible con el tratamiento de radiación externa. Esta utiliza una fuente de radiación que usualmente está sellada en un pequeño contenedor llamado implante. Durante la radiación intracavitaria, se coloca la fuente de radiación en una cavidad (espacio) del cuerpo, como la vagina o el útero.
Es un tratamiento actualmente estandarizado en el cáncer de cuello uterino localmente avanzado o endometrio, se utiliza como complemento de la radioterapia externa (3D o IMRT), permite una dosis de radiación dirigida al tumor, minimizando al mismo tiempo la exposición a la radiación de los tejidos y órganos adyacentes como la vejiga y el recto.
Por lo general, el procedimiento de implante se realiza en el quirófano de un hospital diseñado para mantener la radiación dentro de la habitación. El paciente será adormecido ya sea con anestesia general (en la que se administran medicamentos para dormirlo por completo y así no sienta dolor) o anestesia local (en donde sólo se adormece una parte del cuerpo).
Uno o más implantes se colocan en la cavidad del cuerpo o tejido con un aplicador, generalmente un tubo de metal o un tubo de plástico llamado catéter. Por lo general se realizan estudios por imágenes (radiografía, ecografía, MRI o CT) durante el procedimiento para encontrar el lugar exacto donde debe colocarse el implante.
Antes de colocarlos, los implantes permanecen en depósitos que retienen la radiación en su interior de tal forma que no pueda afectar a otras personas.
Algunos implantes se dejan colocados de uno a varios días y luego se retiran. Durante el tratamiento, usted probablemente tendrá que permanecer en el hospital, a veces en una habitación especial. En el caso de los implantes más grandes, puede ser que usted tenga que permanecer en cama sin moverse para evitar que se desplacen.
Si usted tiene un implante temporal, se le pedirá que permanezca en el hospital y que se limiten sus visitas durante el tratamiento. Puede que también le soliciten mantener cierta distancia entre usted y las visitas. Asimismo, puede que no se permita que las mujeres embarazadas y los niños le visiten. Una vez que se extrae el implante, su cuerpo ya no emitirá radiación.
En la mayoría de los casos, no se necesita anestesia al momento de retirar un aplicador o implante. Por lo general esto se realiza en su habitación en el hospital. Es posible que sienta dolor o sensibilidad en el área tratada por algún tiempo después del tratamiento, pero la mayoría de las personas pueden regresar rápidamente a sus actividades normales.

Fuente: American Cancer Society